Cuentos con reflexiones
Cuentos

Cuentos con reflexiones

Cuentos con reflexiones

Cazadora de historias

En mi corazón hay un lugar muy especial para lo antiguo. Me gusta pasear por la ciudad y ver esas casas que fueron y ya no son, tantas historias que comenzaron y terminaron en sus viejas fachadas hoy olvidadas; pero en constante cambio. Me gusta imaginármelas como si fueran personas porque sus estructuras también se transforman. Las construcciones reflejan el paso del tiempo, atrapan el pasado y evolucionan apropiándose del presente. Son el reflejo de nuestros cambios.
 
Paseo con mi cámara e imagino cuántas despedidas presenciaron esas puertas que ahora no son más que pedazos de madera en restauración, quizás en un futuro albergarán nuevas bienvenidas que convivirán con las historias pasadas, porque ellas permanecerán allí escritas entre los añejados ladrillos.
 
Sigo, ahora me detengo en las ventanas, mi imaginación se dispara más rápido que la cámara y puedo ver a una niña observando caer la lluvia que acaba de comenzar, deseosa de que vuelva a salir el sol para recorrer esos adoquines; adoquines por donde correrá descalza con sus amigos, infinitamente, hasta convertirse en adulta y cambiar de casa, de barrio, de ciudad y también de país. Sin embargo, la vieja estructura seguirá estando aunque ella aún no lo sepa. Me observa y me saluda yo me sorprendo, pensé que no podía verme, pensé que era yo la intrusa, entonces le sonrío y le hago seña de que ha parado de llover. Ella sale corriendo y yo sigo insaciable con mi cámara en mano y mis sentidos abiertos para escuchar nuevas historias que me susurraran al oído esas antiguas fachadas.
 
Gabriela Motta
19-01-21
Montevideo

Montevideo

Cuentos con reflexiones

Lectura recomendada: Fachadas

Si te gustó, comparte.

Autor

gabrielamottavierapitin@gmail.com
Escribir me permite soltar el pasado, vivir el presente y esperar libremente el futuro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *