Cuentos cortos de suspenso
Cuentos

Cuentos cortos de suspenso

Cuentos cortos de suspenso

El callejón

Caminaba apresurada cuando tropezó con un arma, la oscuridad de la noche hizo que este hallazgo pausar su respiración y la obligara a seguir de largo. La confianza de estar en su barrio le provocaba una angustiante calma que la hizo caminar más rápido. Al doblar la esquina comenzó a escuchar unos pasos, si no fuera porque sabía que venía sola juraría que alguien la estaba siguiendo. De todos modos, aceleró aún más la marcha, los pasos también. Recordó el arma que había esquivado metros atrás ¿sería su dueño? Justo antes de llegar al portón principal del cementerio oyó que los pasos se detuvieron.

—Malena — le dijo— no mires atrás y sigue tu camino. Ella se detuvo.

—No mires atrás —repitió. A ella se le escapó una lágrima que intento secarla, pero no pudo hacer que le dejaran de temblar las manos.

—No mires atrás —escuchó otra vez— Malena seguía paralizada. Quiso correr, pero no pudo.

—Sigue tu camino  —repitió por tercera vez la voz— y recuerda no mirar para atrás. Buena chica, hiciste muy bien en no levantar el arma. Malena escuchó el portón del cementerio abrirse y el chillido fino de la bisagra oxidada la hizo querer girar de inmediato, pero se contuvo.

—No miras atrás si lo haces tendré que utilizar mi arma. Malena, permaneció inmóvil mientras escuchaba la voz que cada vez se oía más lejana no mires atrás…

 

Gabriela Motta

10/02/2022

Montevideo

Cuentos cortos de suspenso

Si te gustó, comparte.

Autor

gabrielamottavierapitin@gmail.com
Escribir me permite soltar el pasado, vivir el presente y esperar libremente el futuro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *