cuentos de terror para niños
Infantiles

Cuentos de terror para niños

Esta historia sucedió cuando yo tenía ocho años:

Era una noche sin luna, en mi habitación reinaba el silencio. Cuando apoyé mi cabeza sobre la almohada a lo lejos escuché el crujir de una puerta, de inmediato oí unos pequeños pasos que sigilosamente se aproximaban. No era la primera vez que los escuchaba, pero sí que entraban en el cuarto.  

Un escalofrío recorrió mi cuerpo lo único que podía hacer, mientras cerraba los ojos, era taparme la cabeza con las sábanas y aunque lo intentaba no podía dejar de pensar en el relato diabólico de los espíritus nocturnos que me habían contado esa tarde en la escuela. Con seguridad uno de ellos había venido a visitarme.  

Permanecí quietita, sin embargo, eso no impidió que el espíritu saltara sobre mi cama y caminara sobre mis pies, podía sentir como sus garras arañaban mis pequeños dedos. Comencé a temblar trataba de contener mis dientes, para no hacer ruido, pero era imposible yo no dominaba mis acciones.

Después de un rato todo volvió a la normalidad.

—«Creo que se ha ido» —pensé. Muy lento me quité la sábana de la cabeza y me paré, fue recién entonces cuando sentí sobre mi rostro su respiración gélida, acechándome como buitre esperando a su presa. Apreté mis dientes y lloré.  

Al escuchar mi llanto el espíritu nocturno saltó rápidamente al suelo y yo salí corriendo para la habitación de mis padres, sin embargo, no pude atravesar la puerta porque me lo impidió su espeluznante silueta en medio de las penumbras 

No sé cómo, pero grité, grité con todas mis fuerzas y en unos minutos llegaron mis padres y prendieron la luz. Dejando en evidencia a mi gato Berto, que ante aquel caos había quedado acurrucado detrás de la puerta.  

Gabriela Motta

Déjame tu comentario si disfrutaste de este: Cuentos de terror para niños.

Si te gustó, comparte.

Autor

gabrielamottavierapitin@gmail.com
Escribir me permite soltar el pasado, vivir el presente y esperar libremente el futuro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *