cuentos narrativos
Cuento

Cuentos narrativos

Silencio: ¡Quiero meditar!

¡Por fin sola y en silencio! El momento adecuado para meditar, cierro los ojos me concentro en mi respiración: «Inhalo, exhalo, inhalo, exhalo».

—Ja ja ja ja ja ja, «inhalo, exhalo», —ja ja ja ja ja ja. «Maldita sea olvide la ventana abierta, inhalo-exhalo, integro la risa del vecino. Vuelo a mi presente, inhalo-exhalo».

—Uuuuuuh, uuuuuh, uuuuh … chsss … rin, rin, rin. «Inhalo-exhalo, integro los sonidos de mi entorno».

—Miau, miau, miau, «inhalo-exhalo, cómo me olvidé ponerle la comida al gato, integro también ese sonido, inhalo, exhalo».

—Miau, miau, miau… achís —¡Michi tus pelos me hacen estornudar achís, achís!

«Uno, dos, tres, inhalo-exhalo, todo está en mi cabeza, integro sonidos, respiro profundo».

—Buá buá, buá buá.

—Maldita ventana, basta; no puedo integrar tantos sonidos: ¡Plum!

—Chssssss…

«Inhalo-exhalo, llevo mi atención a este instante, respiro».

—Hip,hip,hip,hip. —¡c&@$#/°s!, ¡lo que me faltaba hipo!

Me levanto ofuscada y tomo un vaso con agua, cuando lo voy a poner sobre la mesa ¡pumba!: crag.

—Se van todos a la ¡c&@$#/°s!, para mi ya fue suficiente por hoy y como arte de magia:                                                                                                                                                                                                                                                                                     .

Cuentos narrativos

Gabriela Motta

24/05/21

Montevideo

Si te gustó, comparte.

Autor

gabrielamottavierapitin@gmail.com
Escribir me permite soltar el pasado, vivir el presente y esperar libremente el futuro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *