pasillo
Cuentos

Cuentos para leer a oscuras

Despertar

Caminaba por un pasillo estrecho cuando vio aquella luz y comenzó a seguirla. Ella no paraba de brillar, él se sentía hipnotizado, no podía dejar de mirarla. Cuando pudo salir de ese estado se dio cuenta que se encontraba solo en medio de un corredor que se hacía más y más angosto. Por alguna razón su padre, que hacia unos minutos se encontraba a su lado, había desaparecido. No obstante, la luz brillaba con mayor intensidad provocando que entrara nuevamente en trance. Sin que él fuera consciente las paredes comenzaron a juntarse, quiso volver, pero era demasiado tarde estaba atrapado ¿sería su fin? Lo único que sintió fue pavor, al recobrar sus sentidos recordó que su padre debería estar en algún lugar del pasillo y sin dudarlo gritó:

Papá, ayuda las paredes me aplastan.

Ayuda me muero.

Papá.

Ayuda …

Al despertar lo tenía a su lado, pero pudo ver detrás de él la luz inquietante y como lentamente las paredes de su habitación se comenzaban a juntar, sin embargo, tuvo la certeza de que su padre jamás permitiría que su vida se convirtiera otra vez en una pesadilla.

 

Gabriela Motta

26/07/2021

Montevideo

Si te gustó, comparte.

Autor

gabrielamottavierapitin@gmail.com
Escribir me permite soltar el pasado, vivir el presente y esperar libremente el futuro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *