puertas
Cuentos

Cuentos para leer online

Cuentos para leer online

Puertas

Cuando cruzó el umbral de aquella puerta lo que conocía como realidad se desvaneció, dejando al descubierto un corredor con millones de puertas posibles, se perdió en aquel laberinto. En su mente resonaba la idea de que debería llegar al centro, pese a que sería mejor encontrar la salida, en fin, fuera como fuera necesitaba encontrar una explicación a todo esto. Se desesperó y comenzó a cruzar puertas, corriendo, cerrando, abriendo, saliendo, perdiendo, llorando, riendo, sufriendo, rompiendo, siendo. Luego de un tiempo que no pudo medir cuanto, exhausta, soltó el control. Ya que cada vez que intentaba aprehender lo incomprensible de aquellas puertas ellas se hacían cada vez más confusas, más puertas, más reales. Entonces soltó y aceptó que no sabía cuál debía abrir para llegar al centro o encontrar la salida. Era imposible gobernar ese lugar, no se dejaba controlar. E instintivamente comenzó a adentrarse entre las puertas disfrutando de lo que encontraba en cada una de ellas y paso a paso casi sin intuirlo llegó al tan deseado final. Pero fue sorprendida con dos puertas nuevas, en una estaba escrito salida y en la otra centro.

—¿Y ahora? —se preguntó— Ahora si debía elegir, sin embargo, otra vez no tenía idea. Volvió a recurrir a la imagen del laberinto como herramienta y aunque se vio tentada en abrir la puerta del centro, escogió la salida porque deseaba verse fuera de ese lugar.

Y entonces se encontró parada en el umbral de aquella primera puerta que esta vez no desdibujaba su realidad.

Gabriela Motta
11-11-21
Montevideo
Cuentos para leer online

 

Si te gustó, comparte.

Autor

gabrielamottavierapitin@gmail.com
Escribir me permite soltar el pasado, vivir el presente y esperar libremente el futuro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *