vidas cruzadas
Poesía

Historias cruzadas

Historias cruzadas

¡Tierra a vista exclamó!
Y ese día nuestra suerte cambio
descubrimos que habíamos sido descubiertos

aunque no nos preguntaron si queríamos ser encontrados. 

Una mañana descubrimos que éramos  salvajes de pieles oscuras
desnudos y sin modales adecuados
pecadores de religión politeísta
adorando dioses paganos.

Nos descubrieron y debimos aceptarlo
deshacernos de nuestras raíces
y pasar a ser civilizados,

debimos dejar de andar desnudos 

 y pedir perdón por nuestros pecados.

Ingenuos lo que pensaron
que podrían no estar de su lado.
A fuerza de ballestas y espadas fueron

muertos y masacrados  

en el mejor de los casos

vendidos como esclavos.

 No había lugar para salvajes, animales no adiestrados

 que poseían riquezas en un suelo inexplorado  

viviendo en armonía con la naturaleza  

sin Dios y el rey de su lado.

 Para sobrevivir nos adaptamos  

fingimos desgarrar nuestras creencias y nos resignamos  

 a ser obedientes y leer la biblia como buen cristiano.

Sin embargo, cada noche

bajo la luna danzamos

nuestros dioses aún nos siguen acompañando

en silencio y en cada hijo de la tierra

que lucha por ser escuchado.

Años después escribiendo sobre todo lo pasado,  

debo decirles que no los aplaudiré  

por habernos colonizado,  

no tuvimos escape, fuimos acorralados.

Éramos diferentes, debimos ser respetados.
Pero es ingenuo pensar que los descubridores eran los malos,  

fueron hijos de su tiempo 

 y por sus líderes utilizados.

Aprendamos de la historia y dejemos de repetir el pasado.
Cambiemos el paradigma de dominar lo que nos es extraño.  

Cambiemos nuestras mentes  

para ser mejores seres humanos.

Historias cruzadas escrita por:

Gabriela Motta

13/10/2017

 

Si te gustó, comparte.

Autor

gabrielamottavierapitin@gmail.com
Escribir me permite soltar el pasado, vivir el presente y esperar libremente el futuro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *