mi libreta de noche
Cuentos

Mi libreta de noche

¡Eureka! Había encontrado el tema que convertiría a mi novela en un ¡Bestseller!
————————-
Todo cuadraría, nada quedaría librado al azar como me había sucedido otras veces. Me sentaría a escribir invadida por un impulso obsesivo, cuatro días, tres noches y cinco horas. Nada más me importaría, solo terminarla, eso implicaría no bañarme, no hablar con nadie ni siquiera salir de la habitación, mi marido se encargaría de suministrarme agua y comida porque, sino sería en vano tanto sacrificio. Una vez concluida y corregida la enviaría a una editorial para que la evaluara. Al cabo de dos horas, llegaría la respuesta y yo sabría que sería excelente. Abriría el mail emocionada, saboreando la victoria ¡Ese sería, sin dudas, el contrato de mi vida!
————————-
Me senté apresurada en la cama, busqué mi libreta de noche para anotar la idea genial que sería el hilo principal de mi novela, no la encontré. «No importa —pensé—mañana ni bien me levante empiezo a escribirla». A la mañana siguiente, cuando me desperté, recordé que había tenido la idea más genial de mi vida, salí acelerada en dirección a mi escritorio, me senté enfrente de la computadora y …
Nada, por más que lo intentara no podía recordar la trama que me había hecho millonaria la noche anterior. Infinitos minutos se pasaron mientras mi mente y mi hoja permanecían en blanco.
Decepcionada apagué la computadora y me fui a duchar, frustrada y con rabia ¡Qué carajo! —exclamé. Es evidente que la noche me confunde, debo volver a colocar mi libreta de apuntes en su lugar si pretendo algún día salir de pobre.
Gabriela Motta
Montevideo
15-02-21
Si te gustó, comparte.

Autor

gabrielamottavierapitin@gmail.com
Escribir me permite soltar el pasado, vivir el presente y esperar libremente el futuro.

Comentarios

junio 7, 2021 a las 6:17 pm

Super interesante el post!!!



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *